Documental recrea historia del primer equipo de fútbol femenino en Costa Rica

0
89

Costa Rica, 11 de agosto del 2020. En el año 1949, doña Alice Quirós fue convocada a unos entrenamientos de fútbol femenino en una finca de unos amigos en Tres Ríos. Al encuentro asistió, tal vez más por curiosidad, porque si bien le encantaban los deportes, poco sabía de patear una bola. Esos encuentros, convocados por Fernando Bonilla, un reconocido futbolista de la época, resultaron en la fundación del Deportivo Femenino Costa Rica F.C., primer equipo de fútbol femenino nacional, que en las décadas de los 50s y 60s causó sensación en nuestro país y en otros de la región.

“Yo era mediocampista, se jugaban cuatro defensas, cinco delanteras y dos medios, la medio tiene que subir y bajar, no quedarse parada. Yo iba hasta arriba y le decía a mi compañera: cuídeme el puesto”, cuenta doña Alice con el entusiasmo y la energía de una joven que parece haber jugado ayer en importantes estadios de América.

El 19 febrero de 1949 inician su periplo, con los primeros entrenamientos y el 26 de marzo de 1950 debutan en el máximo coliseo, el Estadio Nacional, con las medidas reglamentarias, uniforme, medidas oficiales de la cancha y árbitro. En ese primer partido oficial, a fuerza de que no habían contrincantes, el equipo se dividió en dos: Costa Rica y América (o Las Rojas y Las Azules como se hacían llamar entre ellas). Público y prensa llenaron el estadio en un espectáculo que superó todas las expectativas, como se confirma en este fragmento de una crónica publicada en La Prensa Libre, el 27 de marzo de 1950:

“No creía que mujeres fueran capaces de asimilar este deporte que, como es
natural, por lo duro y lo fuerte, es de tinte varonil. Pensé, y lo digo con franqueza, que no pasaría de ser un simple “ballet” canchero, sin ritmo y cuajado de carcajadas. Me equivoqué de medio a medio, y lo digo así, sin regatear nada al estupendo espectáculo deportivo que vieron mis ojos”.

Han pasado 70 años desde esa hazaña deportiva, prácticamente olvidada y desconocida por la mayoría de los y las costarricenses. El documental “de-Tacón a- Taco” pretende dar a conocer y recrear este importante momento de la historia deportiva costarricense.

La idea es del comunicador y productor audiovisual Vladimir Fonseca, fundador de Vía Digital Studio, quien conoció la historia de los equipos de este revolucionario fútbol club, gracias a un trabajo para el Instituto Costarricense del Deporte (ICODER).

“En el 2015, para el Primer Congreso Internacional Mujer y Deporte, nos solicitan una breve reseña de momentos importantes de mujeres en la historia del deporte nacional. Para sorpresa nuestra, nos enteramos que en 1950 se crea un primer equipo de fútbol femenino que debuta ese año, con las mismas reglas del fútbol masculino, y que fue todo un acontecimiento en la Costa Rica de aquellos años”, explicó Fonseca.

El documental, que se encuentra en etapa de producción, combina entrevistas de las jugadoras originales con recreaciones del ambiente histórico, una Costa Rica donde imperaba un ambiente machista y conservador. “Fue una época de cambios importantes en el país con la revolución del 48, la nueva Constitución de 1949 y la primera vez que las mujeres votan en 1951. El papel de la mujer se definía alrededor del hogar, el fútbol sencillamente no era un deporte para ellas. Creo que ellas no dimensionaron la proeza que hicieron en su momento que fue, de algún modo, romper ese destino manifiesto que tenía la mujer en la década del 50, cuando incluso el estudio era solo para unas pocas”, reflexiona el productor.

Contar, recordar y dar mérito
Aunque esta historia inició hace casi 70 años, se ha podido obtener el testimonio de varias de las protagonistas, incluyendo a Fernando Bonilla, quién junto a su hermano Manuel Emilio (ya fallecido) fue gestor y entrenador del equipo. También hay entrevistas con Alice Quirós (esposa de Bonilla), Claudia Araya, Dora Bonilla de Di Palma, Grace Antonini, Zulay Loaiza y María Elena Valverde.

“Muchas jugadoras ya han fallecido y otras tienen alguna enfermedad que no les permite recordar, sin embargo las historias que hemos recopilado son muy valiosas”, explicó Fonseca.

Don Fernando Bonilla recuerda el rechazo de muchos sectores de la sociedad, a la idea de mujeres futbolistas. “Vieras lo difícil, porque cuando ya tuvimos el visto bueno del Dr. Garbanzo (médico reconocido de la época) salieron unos curanderitos, así les digo, que decían que (si jugaban fútbol) no podían tener hijos, que los órganos les iban a cambiar, ¡qué cosas….! Todo lo contrario al desarrollo atlético, hasta psicológico que fueron desarrollando las muchachas. Con el entrenamiento y la lucha empezaron a coger condición física y a ponerse en condiciones extraordinarias”, rememora.

Para el equipo de producción de “de-Tacón a-Taco”, esta historia debe ser contada, celebrada y compartida.“Hay muchas historias de hazañas, de héroes o heroínas costarricenses que por una razón u otra se han olvidado, y sus protagonistas no llegan a tener el reconocimiento que merecen. 
Es por esta razón que decidimos aventurarnos con este documental. Es una historia que vale la pena contar, con un bagaje histórico muy interesante”, concluye Fonseca.