Elysium o una pastilla para dormir

0
708

Antes de participar del estreno cinematográfico de “Elysium”, ir al cine no era para mí, más que legítimo y puro entretenimiento… O una buena excusa para engullir, de forma insaciable, una gigantesca caja de palomitas de maíz mixtas.

Por eso, con la misión asignada por Mundo Cinematográfico y sin el favor de experimentados conocedores como Mario Giacomelli al lado, completé un grupo de cuatro “apoyos” que, ya sentados en sus butacas, convenimos en una simple instrucción: analizar la película con criterio sencillo, “a ojo de cualquier hijo de vecino”.

El nombre de la producción estadounidense suena igual que cualquier pastilla para el sueño y probablemente funciona mejor que cualquiera de ellas: “Elysium” carece de trama, hilo conductor, lógica y de un guión coherente. Quiere ser más bien una avanzada propuesta de ciencia ficción, pero parece cualquier mala película de acción que, ambientada en el año 2154, mezcla temas políticos con inmigrantes, para terminar siendo un licuado de frutas y verduras, sin ningún sabor definido.

“Elysium” presenta a la humanidad del futuro segmentada en dos grupos: los habitantes de un planeta Tierra sobrepoblado, sin recursos y aniquilado por la contaminación ambiental, la pobreza, el crimen y las enfermedades (casi como los retos actuales de quienes aspiran a la Presidencia); y el grupo de quienes se la “tiran rico”, en una soleada estación espacial donde poseen acceso a tecnologías hasta para la cura de graves enfermedades.

El guión hasta plantea el intercambio de información cerebral entre personas, a punta de martillazos y soldadura. Si a pesar de eso, lo que a usted le llama la atención es el elenco de la película, aquí encontrará al protagonista Matt Damon (“La identidad Bourne”) balbuciendo algunas frases en muy mal español; y a la actriz estadounidense Jodie Foster (“El silencio de los inocentes”) en uno de sus peores y más deslucidos papeles.

Sin afán de provocarle más aburrimiento del que a mí me generó la película, termino por recomendarle que revise una vez más la cartelera y opte más bien por alguna buena comedia o un escalofriante thriller, que mantenga su atención en la pantalla gigante. Tómese una Elysium, 20 minutos antes de… zzzzzzzz…

 

[box_light]

Alejandro Brokke
Director General
Nexo|Relaciones Públicas y Prensa
www.nexopr.com

[/box_light]