La industria del cine cada vez sorprende más con el coste de sus producciones. Aunque todavía existen muchas películas que logran salir adelante con poco dinero, en la mayoría de filmes que llegan a la cartelera se han invertido cientos de millones de dólares. Lo cierto es que muchas lo recuperan en la taquilla global sin problemas, pero no deja de sorprender la cifra que requieren franquicias como El señor de los anillos o Fast and Furious.

Dentro de esta locura de dinero, ¿cuál es la cinta más cara de la historia? Hasta el momento -y con los presupuestos ajustados a la inflación-, la película que más ha costado es Piratas del caribe: en aguas misteriosas con 412 millones de dólares.

La cuarta entrega de la saga tuvo un presupuesto tan elevado debido a varios factores. En primer lugar, el caché de los protagonistas ya se lleva una gran parte del dinero. Contar en el reparto con nombres como Johnny Depp o Geoffrey Rush no debe ser barato. Además, el equipo decidió rodarla en 3D en lugar de añadir este efecto en post-producción, lo que incrementa los costes significativamente.

Según señalan en la web StackExchange, cuanto mayor es el coste de una producción, mayor es la inversión en publicidad y marketing -lógicamente, tienen que asegurarse de que la gente va al cine-. En este caso, la partida en este departamento también fue muy elevada, lo que da como resultado el filme más caro de la historia.

Además de la entrega de Piratas del caribe, otros títulos que aparecen en la lista son Vengadores: La era de Ultrón, Piratas del Caribe: En el fin del mundo o Vengadores: Infinity War. Además de estos estrenos más o menos recientes, hay clásicos como Titanic, Spider-Man 3 o Waterworld.