Josh Brolin: Hijo de tigre…

0
853

Como su padre, emprendió la carrera actoral y terminó superando a su predecesor en cuanto a fama y prestigio.

Dicen que «hijo de tigre sale pintado». Este refrán nunca estuvo tan atinado como en el caso de Josh Brolin, quien heredó las mejores cualidades de su padre, el reconocido actor James Brolin, y siguió sus huellas para convertirse en uno de los intérpretes más respetados de la industria.

He aquí el ejemplo típico de una persona que tiene el cine en la sangre. Cuando nació, su padre trabajaba asiduamente en televisión, acumulando experiencia para una larga carrera que lo llevaría a participar en un centenar de producciones de cine y TV, incluyendo «Mundo del oeste» (1973) y «Capricornio Uno» (1977). Por cierto, actualmente está casado en terceras nupcias con la legendaria diva, Barbra Streisand.

Creciendo en el corazón del mundo del espectáculo, el pequeño Josh supo muy pronto qué quería hacer en la vida. Como su padre, emprendió la carrera actoral y terminó superando a su predecesor en cuanto a fama y prestigio.

Josh inició con el pie derecho; tenía 16 años cuando protagonizó la cinta de aventuras «Los Goonies» (1985), dirigida por Richard Donner bajo el auspicio de Steven Spielberg. Después vinieron algunos trabajos televisivos y muchos papeles secundarios en títulos como «Días de amor y rosas» (1996), «La sombra de la noche» (1997) y «Mimic» (1997), en los cuales Brolin fue ganando protagonismo. Muchos directores dotados de buen olfato comenzaron a notarlo, empezando por Woody Allen, quien lo contrató para sus películas «Melinda & Melinda» (2004) y «Conocerás al hombre de tus sueños» (2010).

El 2007 fue un año decisivo en su carrera, ya que protagonizó el excelente thriller de los hermanos Coen «Sin lugar para los débiles», que ganó el Óscar en cuatro categorías. Brolin ni siquiera fue nominado, pero el hecho de estar en la «mejor película del año» le dio una invaluable cobertura mediática.

A partir de entonces, Brolin procuró sopesar con mucha atención todos los proyectos que le ofrecían, escogiendo únicamente material de calidad. Así, su filmografía se fue llenando de títulos prestigiosos como «Gánster americano» (2007), «Milk» (2008) y «Temple de acero» (2010); sin hablar de su notable desempeño en la comercialmente fallida «W.» (2008) de Oliver Stone, donde forjó un vívido retrato de George W. Bush, aún sin tener ningún parecido físico con el ex mandatario estadounidense.

Tras encarnar a una versión joven de Tommy Lee Jones en «Hombres de negro 3» (2012), Brolin estelarizó tres producciones destacadas en el 2013: el drama de acción «Fuerza antigánster»; el melodrama romántico «Aires de esperanza», al lado de Kate Winslet, y «Oldboy», un impactante relato de venganza dirigido por Spike Lee y que se estrenará el próximo 5 de mayo, en Costa Rica.

Mientras tanto, los dos hijos de Josh Brolin, Trevor y Eden, continúan la tradición familiar y dan sus primeros pasos en el fascinante mundo del cine.