¿Viggo Mortensen le ganará a Rami Malek en los Óscar?

0
2492

Trotamundos es quizá el sustantivo que mejor define a Viggo Mortensen. Pues aunque nació en Estados Unidos el 20 de octubre de 1958, se crió entre este país, Venezuela y Argentina; y hoy en día pasa largos periodos viviendo en Barcelona.

Ha realizado de manera brillante papeles de mafioso o matón en ‘Promesas del Este’ o de vendedor ambulante en ‘La tentación’. De papá en ‘El Capitán Fantástico’ y también encarnó al creador del ps icoanálisis Sigmund Freud, o el más recordado de todos: el personaje ficticio Aragorn, en la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’.

Fue precisamente esa aparición la que le otorgó su consagración en el cine. Después de ella Viggo consiguió el primer papel como actor protagonista en la película ‘Hidalgo: océanos de fuego’, basada en la historia real del jinete Frank T. Hopkins. Allí se encariñó con su corcel de tal manera que compró el caballo que montó durante el rodaje del filme. 

Y es que en cada papel involucra su alma, se caracteriza y se convierte en el personaje. Es por eso que para el director de ‘Green Book’, Peter Farrelly —en la que Viggo interpreta a un ítalo-americano— tenerlo entre su nómina de actores fue el factor determinante en el éxito de la película.

“Amo a Viggo, creo que es el mejor. Lo llamaría incluso si hiciera ‘Mary, la Reina de Escocia’. Él puede hacer todo. Supe que al tenerlo a él podríamos tener a cualquiera, porque todos los actores quieren trabajar con él”, aseguró en entrevista para El País.

Y confesó: “Cuando lo llamé le dije: ‘¿Qué tal este rol?’. Y él, de forma increíble, me dijo ‘no sé si pueda hacerlo’. Yo solo respondí: ‘¿De qué hablas? Hiciste ‘Eastern Promises’ (Promesas del Este). Si puedes hacer eso, esto es una vuelta al parque’. Finalmente lo convencí”.

Para este, su más reciente personaje, Viggo subió 20 kilos y alcanzó a comer 17 perros calientes en un mismo día, todo con el fin de darle vida a un gorila ítalo-estadounidense que trabajaba como guarda de seguridad en el club Copacabana de Nueva York y que pasa a ser conductor de un pianista de música clásica afroestadounidense llamado Don Shirley (Mahershala Ali) y con el cual emprende un viaje al sur profundo en la década del 60. 

Mortensen, en una entrevista dada a Efe, recordó de manera anecdótica que en el primer día de rodaje de ‘Green Book’, el realizador reunió a todo el equipo, incluidos cocineros y choferes, y les animó a contribuir con sus ideas para mejorar la historia.

“Normalmente los directores no son así. Una sugerencia puede parecer una crítica o queja. Son muy inseguros y lo entiendo. Hay mucha presión alrededor”, apuntó el artista, que próximamente se pondrá detrás de las cámaras por primera vez en su carrera con la cinta ‘Falling’.