Osos: ternura maternal y majestuosidad panorámica

0
559

Buscaba la mejor opción que ofreciera la cartelera para disfrutar en una tarde lluviosa de miércoles… Entre títulos dramáticos y otros superficiales, “Osos” me llamó la atención, con información previa mínima, entré a la sala dispuesta a disfrutar de mi tarde de cine.
Una majestuosa imagen aérea de las montañas y costas de Alaska me impactó. Una mamá osa acompañada de sus oseznos en ese impresionante lugar anticipó un poco de lo que me iba a encontrar a lo largo de esta “peli” de la división de los estudios Walt Disney, Disneynature.

Mi vida de mamá primeriza de una bebé a días de cumplir su primer añito de edad, hizo inevitable sentirme cercana a la historia de una osa fuerte y al mismo tiempo tierna, que trata de enseñar a sus crías las lecciones de sobrevivencia en su primer año de vida.

El guión inicia contando cómo la osa protagonista se prepara comiendo salmones para estar lo suficientemente fuerte al recibir a sus cachorros, algo así como el ácido fólico que tomamos la mujeres para recibir a los bebés. Conforme avanzó la película me di cuenta de muchas otras coincidencias, en verdad el instinto de madre protectora a veces es más fuerte en los animales.

En fin, retomando un poco del guión, los paisajes sorprenden, imágenes realmente finas, no es necesario ser cineasta para darse cuenta del excelente trabajo que tuvo que hacer el equipo de producción para capturar esas tomas de actores sin ensayo ni formación, osos, peces, pájaros, lobos e insectos, en los escenarios que sólo la mano de Dios pudo haber creado.

Lejos, muy lejos de conocer las valoraciones a las que recurre un crítico de cine, mi conclusión es que Disneynature hizo un excelente trabajo en cuanto a la pre producción y grabación de esta “peli”, y a pesar de que en ocasiones cae en la necedad de humanizar en la locución de algunas escenas animales, me pareció una linda y maternal producción, perfecta para mi tarde lluviosa de miércoles.

Heilyn Gómez.
Periodista.